Desde Casa

Desde hacía ya unos cuatro días , el internet en mi casa se había ido como bien tiende a suceder cuando comienza la época de lluvias en la Ciudad de México ya que evidentemente , aunque tenemos estos siclos anualmente ,  nuestra metrópolis parece no acostumbrarse a ellas en todos los niveles , desde infraestructura hasta sus habitantes algo que me parece que hemos de cambiar ya , debido a que la ciudad se paraliza con tan solo unas gotas de agua caer de las nubes.

Gracias a Dios , hoy en la mañana vinieron los de la compañía de internet y arreglaron el problema en un par de horas , lo que por supuesto agilizó la fluencia en el hogar y en la vida personal de todos nosotros, ya que todos nosotros nos hemos convertido en personas dependientes enteramente en los servicios y beneficios de nuestra era digital.

Si bien , todos los miembros de mi hogar tienen una seria dependencia en la tecnología  mi caso es mucho peor debido a que desde hace ya casi tres años he decidido cambiar mi manera de operar y aposte por trabajar en casa , lo que se le conoce como “Home Office” .

Una de las razones principales por lo que decidí abandonar el ir a la oficina es debido a que el tráfico de la Ciudad de México es un factor preocupante para los habitantes de nuestra metrópolis ya que el incremento de los problemas de embotellamiento aumentan dramáticamente año con año y no de manera gradual como sucede en las grandes capitales del mundo.

Esto es algo a lo que muchos ciudadanos de nuestra ciudad ya se han acostumbrado y a lo que aparentemente muchos mexiquenses han desarrollado una especie de inmunidad exterior que les habilita liderar con este problema de a diario algo que desafortunadamente yo nunca pude desarrollar y francamente no quiero hacerlo ya que una hora en el coche en esta ciudad es suficiente para ponerme de muy mal humor.

Creo que una de las razones por la cual el problema de tránsito en la Ciudad de México me saca tanto de quicio , se debe en gran medida al hecho que yo siempre he sido una persona que se rige por una serie de rigurosas reglas , reglas que para mí son inquebrantables.

Una de estas reglas inquebrantables son las leyes de transito ya que siempre he sido alguien que gusta de manejar en regla y de manera civilizada , algo que el 90% o más de nuestros ciudadanos no considera importante. La constante violación de estas leyes por todos me causa dolor de cabeza.

Una segunda razón por la que me gusta trabajar desde casa se debe a que el problema de la polución ambiental y la suciedad de nuestras calles en verdad me causan mucha tristeza ya que a través de  esto veo un futuro turbio para los nuestros.

Mi tercera razón se debe a que no me gusta estar transportando mi laptop Dell por toda la ciudad ya que los robos son la orden del día.


2 puntos a sumar en la lista de “cosas por hacer” para implementar un emprendimiento con éxito

Muchos son los puntos a cubrir cuando de un emprendimiento se trata.

Ahora con las facilidades que da el Internet e incluso un teléfono móvil inteligente, existen opciones y propuestas de negocios que surgen al combinar estas herramientas para darle vida a una buena idea.

En sí, los negocios nacen como ideas y es en las incubadoras donde han surgido unas muy buenas. Otras llegan a gestarse dentro de un salón de clases o ante la plática entre amigos.

Sea como sea lo que estés por implementar, es importante apoyarte de este par de herramientas: Internet y un teléfono inteligente.

Curiosamente, un negocio que se pueda gestionar con estas dos herramientas en general no requerirán de un gran espacio para instalarse, de hecho las oficinas en renta tipo oficinas virtuales les quedan como “traje a la medida” ya que con un poco de inversión podrás contar con instalaciones de primer nivel.

Obviamente esto es importante en una fase de tu proyecto dado que la primera impresión que le des tanto a tus clientes como inversionistas es crucial.

El recurrir a esta nueva tendencia de oficinas, no solo te ahorras muchos dolores de cabeza, sino logras tener una muy buena presencia y economizas tiempo, dinero y esfuerzo.

Mientras analizas en dónde instalarte, tu emprendimiento debe seguir caminando y como mencionamos, al contar con un Internet debes entonces apoyarte de él.

Esto lo puedes hacer con la construcción de tu sitio web. Esta es una gran ventaja competitiva. Veamos por qué:

El dedicar tiempo y esfuerzo a la construcción de un gran sitio web de tu empresa notarán a través de él tanto tus posibles inversores, clientes y socios que eres un profesional serio.

Aquí hay algunos consejos para la construcción de un gran sitio web para tu emprendimiento:

  • Echa un vistazo a los sitios de tu competencia
  • Comienza por esbozar una plantilla para tu sitio
  • Ten listo entre cinco o seis sitios que puedes mostrarle a tu diseñador y/o desarrollador web para transmitir lo que te gusta y necesitas
  • Obtener y utilizar un nombre de dominio “.com” memorable.
  • Asegúrate de que el sitio está optimizado para motores de búsqueda, por lo tanto, es más probable que aparezca temprano en los resultados de búsqueda
  • Tener contenido de alta calidad
  • Asegúrate de que tu sitio esté optimizado para teléfonos móviles
  • Asegúrate de que el sitio se cargue rápidamente
  • Crear una experiencia de usuario optimizada
  • Mantenerlo limpio y simple, el desorden alejará a los visitantes
  • Asegúrese de tener un Acuerdo de Términos de Uso y Política de Privacidad.
  • Haz que las barras de navegación sean prominentes

Mientras esto sucede, el otro punto a trabajar es el tema del fondeo de capital e inversores.

Para ello será importante que perfecciones tu tono “del elevador”. Esto quiere decir que realices una una introducción concisa y convincente de tu negocio hacia los inversores que tengas en mente.

Tu puedes modificar tu tono dependiendo si estas por ver a unos inversionistas, a clientes, a empleados, o a socios.

En este caso, te vamos a dar algunos consejos para que logres manejar dicho tono:

  • Empiece fuerte, firme… no gritando
  • Sé una persona positiva y entusiasta a la hora de hablar, tu actitud suma
  • Recuerda que la práctica hace al maestro y solo practicando mejorarás
  • Evita usar la jerga de la industria
  • Realiza una breve pero sustanciosa descripción del por qué tu negocio es único
  • Indica brevemente cuál es el problema que estás resolviendo
  • Invita a la participación o la interrupción por parte de tus interlocutores, esto muestra que están interesados y comprometidos

Estos son solo dos puntos más a sumar en la larga lista de “cosas por hacer” para implementar un emprendimiento con éxito.